Testimonios de la Restoración

HECHO DEL CIELO

HA  REVELADO  DIOS  DEL  CIELO CUÁL ES LA IGLESIA VERDADERA??

INVESTIGUE LOS TESTIMONIOS …

Dios nos habla por su Santo Espíritu, haciendo llegar su palabra al corazón del hombre. Su palabra es establecida por 2 o 3 testigos. Toda palabra revelada del cielo hoy, tiene que estar de acuerdo con la palabra de Dios dada antes, y grabada en escritura.

“La palabra de Dios es linea, tras linea, ringlón, tras ringlón, un poquito aquí, otro poquito allá…” Isaías 28:11
“Pedid y se os dará; buscad, y hallaréis...”Mateo 7:7. 

Pregúntale al Señor si estos testimonios no vienen de Su presencia…

TESTIMONIOS DE LA RESTAURACIÓN

EL REPRESENTANTE DE CRISTO 
       Samuel Balser tenía muchos problemas en su mente acerca de la religión. El había orado y dijo, "Dios, si tienes un representante en la tierra, me gustaría encontrarlo." Una noche el despertó para encontrar su cuarto iluminado igual del sol al medio día. Tres personajes estaban parados al lado de la cama. Uno de ellos apuntaba al otro que estaba a su izquierda y dijo: "Este es tu Salvador."
       El Salvador entonces apuntaba al otro que estaba a su izquierda y dijo: "Este es mi representante sobre la tierra." Cada uno de los tres levantaban sus manos y comenzaron a regresar diciendo, "Estaremos viéndole." El cuarto de Samuel volvió a ser oscuro. Entonces el miraba afuera pero no podía ver a nadie.
       Samuel ignoraba de las oraciones que sus vecinos, el anciano y su esposa, habían hecho y los que habían ascendido al trono de la gracia durante diesisiete años de la asociación íntima de ellos.
       No mucho tiempo después de la increíble experiencia de Samuel, el anciano vino y le preguntó, "Podría usted llevarme a mi y a mi esposa a una reunión en Kirtland?”  Samuel pensaba por un momento. "Pues, yo les llevaré con una condición," el dijo firmemente. "No me pidás ir a tu iglesia."
       "Oh, no," el anciano prometió, "No podríamos pedirte ir a la iglesia."
       En el día señalado, las dos parejas se conducían a Kirtland. Una vez en el templo, la señora Balser acompanó a sus vecinos cuando entraron, pero Samuel se quedó afuera
       El miraba hacia el tope del Templo, maravillándose como ellos habían puesto esa roca grande arriba. Un sentimiento maravilloso vino sobre Samuel'' ?Qué fue este sentimiento? El estaba muy felíz. Parecía como si el Espíritu de Dios llenó a su alma. Cuando el alcanzó la entrada del Templo, el miraba hacia arriba completamente asombrado. Allí fue parados los tres personajes que el había visto en su cuarto esa noche memorable.
       "Le decíamos a usted que podríamos verle." Samuel escuchó, como el quedó mudo. Los primeros dos levantaron sus manos y empezaron a retirar, como habían hecho antes. Pero el representante de Cristo se quedó.
       Cuando Samuel podría recuperar su compostura, el caminaba hacia el personaje y puso su brazo alrededor de el. El vino a saber que el tenía carne y huesos. Ellos se sentaron sobre una banca por la puerta del Templo. El representante de Cristo empezó a decirle a Samuel acerca del evangelio.
       Tres horas pasaban rapidamente. El informó a Samuel que el podría ser bautizado dentro de esta iglesia e inmediatemente ordenado un anciano. Su obra futura estaría aqui al Templo de Kirtland. 
       Cuando las personas entraron al Templo, algunos vieron a Samuel sentado por la puerta, mientras que otras no. Luego, estaba atónito que ni uno de ellos habían visto el mensajero durante las horas de conversación.
       Después de que salió el mensajero, Samuel entró y asistía a los demás cultos. Con interés profundo, el y su esposa recojían los libros de la iglesia y comenzaron seriamente a estudiar de ellos. Un sábado, Samuel llamaba al pastor y le dijo, "Quiero ser bautizado."
       Después de los bautismos, Samuel fue ordenado anciano. Su primer asignamiento fue el Templo de Kirtland.

LA MEJOR LUZ 

      
El misionero J. Carlos May estaba dando una serie de reuniones. El había bautizado una familia grande, pero la hija mayor estaba afuera asistiendo una universidad.  Un domingo ella llegó a la casa. La familia con el hermano May oraron a Dios fuertemente para que ella pudiera ser tocada con el Espíritu y ver la luz del evangelio. Al finalizar el servicio la muchacha miró el ministro bautista acercarse al hermano May; así ella se paró y escuchó su conversación. 

       "En cuál de estos ministros realmente está la luz?" ella pensaba. Ella oyó el ministro bautista diciendo, "Creemos mucho como ustedes. Creemos en la fe, el arrepentimiento y bautismo." Mirándolo directamente a el, ella observaba una pequeña luz sobre su cabeza.
       "Bien" dijo ella con voz baja. El debe tener la luz, porque allí está la luz sobre su cabeza. En este momento ella escuchaba al hermano May diciendo, "Sí, esa es la verdad, pero nosotros vamos más adelante de lo que usted cree." Entonces el elaboraba más sobre el evangelio.Sobre su cabeza ella miraba una gran luz, incluyendo una corona completa circulando sobre su cabeza. Entonces, ella asombrada le escuchaba diciendo, "y no solamente eso sino que estamos respaldados por los ángeles." En aquel instante, cuando ella miraba al hermano May, ella miró dos ángeles parados trás el.
       Como ella ponderaba esta experiencia, decidió que el ministro bautista tenía una pequeña luz, pero el hermano May realmente tenía el evangelio de Jesucristo, desde que el estaba con la corona de luz y los ángeles. Dios contestó las oraciones, y se unía con la iglesia.

EL LIBRO ES  VERDADERO
       En un sueño, estaba parado en un huerto teniendo el Libro de Mormón en mis manos. De repente un ángel vino. El también guardó un libro en su mano. El lo abrió y apuntó su dedo hacia el centro de mi libro.
       Me dijo, "He aquí tu libro. Las palabras de este libro fueron tomados de estos archivos y son verdaderos." Yo veía las palabras, pero no las podía leer porque eran de escritura antigua. La página tenía la apariencia de oro.
       El archivo en era preservado en buena condición. Las láminas eran casi ocho pulgados de largo, y guardadas juntas como un libro.
       Después de mostrarme el archivo, el ángel salió como había venido. Me confirmó mi fe que el Libro de Mormón es de origen divino.

 UN ÁNGEL ME DIJO
       Oscar Case fue un gran misionero de la iglesia. Su padre, Jaime, desaba un testimonio del Libro de Mormón y lo pedía a menudo.  Tenían oraciones como una familia, y muchas veces oraba en secreto en un establo. Un día se fue al establo y oró, piediéndo un testimonio del Libro de Mormón. Al ir a acostarse, alguien tocó la puerta. Jaime dijo, "Pase adelante."
       Era un mensajero de los cielos. Le dijo a Jaime, "Levántate y vístete. El lo hizo. El mensajero le dijo, venga aquí. El ángel tomó la Biblia de la mesa y mostró los textos referentes al Libro de Mormón, como Génesis 49, Deute-ronomio 33, Salmos 85, Isaías 29, Ezequiel 37, y otros. Cuando terminó, le preguntó a Jaime si estaba contento. Respondió Jaime, "?Refieren todas estas escrituras al Libro de Mormón?" Le dijo, "?Has leido el testimonio de los tres testigos?" Jaime dijo que sí. Entonces el ángel le dijo que este testimonio es verdadero y que este es el libro. Jaime le dijo?Y que del libro de Doctrina y Pactos?" Le respondió, "El libro de Doctrina y Pactos es la ley dada para gobernar la iglesia hoy en día." Y dijo el ángel, "?Estás contento ahora?" Jaime dijo, "Estoy contento." Entonces salió el ángel.

  EL CAMINO, LA VERDAD Y LA LUZ
       Lulu Frisby se casó, y su padre le dijo, "Lu, has casado adentro una buena familia, pero son engañadas en su religión. Es su problema."
       Ella vió los padres de su esposo muy buenas personas como miembros de la Iglesia Reorganizada, pero ella no podía olvidar lo que dijo su padre.
       Lulu estaba confundida. ?Cuál tenía razón? Para resolver su problema, ella comenzó orar a Dios, para que le mostrara la verdad.
       Alrededor de 3:00 am. un día, una luz fuerte brilló adentro de su ventana. Le dio miedo. Entonces, Cristo apareció en la luz con mansedumbre, "No tenga miedo. Soy Yo." El fue vestido en una bella túnica blanca.
       "!Mira!" El dijo. Lulu miró y un cuadro apareció sobre la ventana. Ella vio un campo que había sido quemado. Fue muy negro. Su padre estaba de pie en el medio del campo.
       Otra vez Cristo le dijo, "!Mira!" Ella vio el mismo campo, pero ahora era verde y muy hermoso. En medio de este campo estaba el padre de su esposo, arrodillado en oración.
       Jesús le habló otra vez, diciendo, "Este es el camino, la verdad y la luz. Sígame." El entonces desapareció. Ya no quedaba duda en su mente acerca de cual iglesia a escoger. 

 UN PROFETA VERDADERO
       Altha Lamar, miembra de la iglesia Bautista, se casó con José Thomas, un miembro de la Iglesia Reorganizada de Jesuscristo. Su padre era muy molestado cuando se juntó con la iglesia. Luego, el preguntó al Señor: “?Cuál de las dos iglesias es correcta.”
A los días, cuando el Señor Lamar estaba en el hospital con una cadera quebrada, todavía llevaba esta preocupación en su corazón. El preguntó al Señor si José Smith era un profeta verdadero. De repente, apareció en una visión, un libro grande, abierto ante de el. El comenzó a leerlo, y como lo leía, las páginas se doblaban por sis mismas, sin usar su fuerza. Página tras página probaban sin duda que José Smith era un profeta verdadero.
       Esta experiencia le dio ánimo a ser bautizado. Cuando su hija vino a visitarle aquella tarde, el pidió bautismo. Altha se puso muy contenta, pero no entendía cómo el podía ser bautizado con una cadera quebrantada.
       Cuando José, su esposo, regresó a la casa después del trabajo, ella pidió su consejo.
       José dijo, "Hagamos las preparaciones conforme a su petición." Entonces, los planes fueron hechos, y una fecha fue puesta.
       Tenían que llevar al Señor Lamar al agua para ser bautizado. Pero, al  ser bautizado, fue sanado inmediatamente. !Allí, saltó a sus pies, y salió bajo su propio poder! 

 ENSEÑA LAS ESCRITURAS
       Yo estaba profundamente preocupado acerca de lo que a enseñar a mi clase secundaria de la escuela de la iglesia. Entraba en un tiempo de ayuno y oración, pero no recibía respuesta. Luego, tenía que tomar un viaje de negocios por cuatro días. Yo planeaba comunicarme con el Señor hasta que fuera constestada mi oración. Procedía a orar. Horas pasaron, y todavía yo no recibía nada. Yo me acordé que Enos oraba todo el día y dentro la noche hasta que Dios le habló. Yo coninuaba hasta las once en punto.
       Entonces mi esposa me llamó para informarme que nuestro único hijo estaba enfermo. Ella me preguntó si podría venir inmediatemente. Mis oraciones continuaban hasta las dos de la mañana. Entonces, sentí impresionado para ir al aeropuerto y lo hice.
       El aeropuerto estaba completamente abandonado. No vi a nadie. Tenía un fuerte sentimiento de que mis oraciones estaban ahora siendo contestadas. Mi caminata solo me traía a estar solo con el rostro de un hombre raro.
       Mis ojos lo examinaban su pelo bien peinado, y rostro oscuro, buscando defectos,
 pero no encontré ninguno. Todo era perfección.
       "Hola Dave," el dijo con una brillante sonrisa y me diola mano.
       Yo descubría que no necesitaba preguntarle con voz dura. Después de pensar, y antes que yo preguntara, el me contestaba. "Dios ha contestado tus oraciones, David" dijo el. “Debido a tu esfuerzo consistente, El está regalándote una porción de su amor para ti. Así puedes conocer del amor que el tiene para ti y a todos. Enseña tus clases de las escrituras, las cuales contienen los principios del evangelio.”
       En mi corazón sentía el más gozo que había conocido. Nunca había dudado del Libro de Mormón, pero el pensamiento vino. "que acerca del Libro de Mormón."
       "El Libro de Mormón es de Dios," el contestaba rapidamente. Debe ser usado en tu enseñanza. Puede usar otros materiales de buenos libros pero tus instrucciones deben de venir primeramente de los Tres Libros Básicos.
       Lágrimas de gozo estaban cayendo de nuestras caras. Estábamos llenos con el amor puro de Dios, el más gozoso para el alma. 
        "Comparte tu testimonio frecuentemente, David", dijo el, "especialmente con los jóvenes. Dios está muy preocupado con cada uno de ellos. Y El revelará la mejor manera de vivir cuando buscan Sus sendas y aprendan a caminar adentro de ellos." También me informó a no tener miedo, porque mi hijo mejoraría.
       Eran horas preciosas con este individuo desconocido, quien contestaba mis preguntas como las pensaba.
       El volvió su cabeza, y dijo: "David, necesito ir a mi pueblo." Cuando el salió, como la distancia crecía entre nosotros sentía menos y menos del Espíritu de Dios. Compré mi boleto y subí al avión. Le preguntaba al Señor quién era el mensajero. 
       "Quién piensa que era?" vino una voz audible, preguntándome claramente.
       "Uno de los nefitas?" yo pensé.
       "Sí, esa es la verdad," El contestó. En la casa, encontré nuestro hijo recuperado.
       Varias promesas de Dios han sido cumplidas usando Los Tres Libros Básicos. 

PREPARANDO EL CAMINO
       En su trabajo, hermano Baker escuchó algunos compañeros burlándose del Libro de Mormón. Llegando al hermano Baker, un hombre le dijo lo que había escuchado, y luego, comenzó a preguntarle acerca del asunto. Hermano Baker le contestó y citó escrituras para comprobar que las planchas debían aparecer. El Espíritu de Dios le acompañó, y el hombre dijo, "Siento diferente ahora después de hablar contigo. Me gustaría conocer más.”
       Comenzaron estudios. Un día como ellos compartían, Hermano Baker les invitó a el y a su esposa comer en la casa un sábado.  El sábado en la noche, ellos hablaron de sueños y visiones. "He sido muy preocupada sobre una experiencia que he tenido repetida-mente," la esposa del hombre dijo. "Un hombre grande y fuerte sigue viniendo a mi, noche tras noche. Yo no tengo idea de lo que puede significar." nadie podría explicarlo.
       "Uno de nuestros misioneros está predicando al servicio en la mañana" dijo hermano Baker. "?Por qué no nos visiten?"
       El domingo en la mañana las dos parejas estaban en la iglesia. Cuando el misionero empezó hablar, esta señora empezó susurrar emocionada a su esposo. Ellos hablaron suficiente para crear un disturbio.
       Luego el aprendió la causa verdadera por el disturbio. El misonero fue el mismo hombre fuerte y grande quien había sido apareciendo a la señora noche tras noche en sus sueños. Cuando lo vio, ella realizó que Dios  había preparado a ella para aceptar el evangelio.

DE HONDURAS, CENTRAL AMÉRICA

Maria, Siguatepeque, Comayagua
       Tita había asistido varias iglesias en sus 25 años de vida. Pero cuando su tia la invitó a la Iglesia Reorganizada, no estaba asistiendo a ninguna iglesia. Ella, con su madre, empezaron asistir un estudio de las escrituras, sin pastor residente. Cuando el misionero Gary Metzger vino a Siguatepeque a pastorear el redil, con él, vino el Libro de Mormón. Gary puso muchos Libros de Mormón en las bancas para que la gente los mirara. Ella al verlos, pensó "Dios, que estoy haciendo aquí. He venido aqui a perderme más." Ella quizo salir de la iglesia de una vez, pero su tia le pidió a estudiar primero.  Entonces, ella comenzó estudiar con Gary acerca del Libro de Mormón y la restauración.  Después de un tiempo, ellos comenzaron un noviasgo, con sus estudios. Al fin, Tita encontró Santiago 1:5 (como también José Smith) en la Biblia y decidió pedir a Dios como dice la escritura, si el Libro de Mormón era la verdad. A los 10 días, ella tuvo un sueño.
       Ella estaba acostada, leyendo el Libro de Mormón. Ella alzó la vista y vio un Norte Americano, el cual no conocía, viniendo hacia a ella. Ella escondió el libro atrás de ella y ellos se presentaron cuando el llegó. El dijo, "Mi nombre es Dan. ?A cuál iglesia pertenece?" Tita dijo, "A la Iglesia Reorganizada." Y Dan dijo, "Pero usted no cree en este libro," enseñando el Libro de Mormón en su mano. Entonces Tita dijo, "O, este libro," trayendo el Libro de Mormón de atras de ella. Dan le dijo, "Es la verdad. Leelo, y lo estudia." Ella se despertó en este momento y inmediatamente se recordó que había pedido del Señor una respuesta si el libro era la verdad. Ella se regocijó, porque Dios le había contestado su petición.
       Cuando ella contó su sueño a su novio, Gary, el le preguntó, "?Cómo se llamaba este
 hombre en tu sueño?" Ella dijo, "Dan." Y Gary dijo, "Pero este es el nombre de mi mejor amigo, quien también me mostró el Libro de Mormón." Gary buscaba en su billetera para encontrar una foto, pero no la encontró.
       A las dos semanas después, ya sin pensar en aquel sueño, Tita estaba mirando todas las fotos en la billatera de Gary, sacándolas de sus ventanillas, y ella vio una foto de Dan, escondida. Tita le dijo "!Gary! Este es el hombre que me habló en mi sueño acerca del Libro de Mormón." La foto no tenía nombre, ni había Gary descrito Dan a ella. "Increíble, dijo Gary. Es él. Es Dan." Los dos quedaron convencidos que Dios había dado esta revelación a ella para confirmar la verdad del Libro de Mormón. Después, Gary y Tita se casaron, y ellos andan juntos hoy en día, en su testimonio de la verdad.
       Dos años antes de que Gary vino a Honduras, Tita hubo soñado con un Norte-americano con ojos azules. El la sacó de un abismo; predicó en una capilla donde asistía ella, se hicieron novios, y se casaron, en el sueño. Y ahora se ve que era verdadero. 

Leonor, Santa Cruz, Cortés
       Ella, miembra de la Iglesia Bautista, se casó con Francisco, un miembro de la Iglesia Reorganizada. Francisco le dijo que ella tenía que bautizarse para ser miembra en esta iglesia, ella se rehusó, porque no creía en el Libro de Mormón. El día en el cual pudo haber sido bautizada, tuvo un sueño. Ella vio el Señor parado con sus brazos extendidos hacia a ella. Ella vio libros, algunos doce, pasando sobre las manos de Jesús en una fila. Primero ella vio el Libro de Mormón, próximo, la Santa Biblia, y después otros.  Ella se despertó y Francisco le preguntó que pasó. Ella contestó, "Ya sé que el Libro de Mormón es la verdad. Dios me lo ha mostrado." Cristo ofreció no solamente la Biblia, sino que otros libros, el Libro de Mormón siendo el primero. Vendrán otros. 

 Ramón, El Ocote, Santa Barbara 
       El era un ministro de la iglesia Centro Americano. El comenzó asistir la Iglesia Reorganizada en el Ocote cuando su iglesia se terminó de reunir. El enseñaba también en la casa de Marino Hernandez, un sacerdote en la Iglesia Reorganizada. Allí, Moncho criticaba el Libro de Mormón. La suegra de Marino le preguntó como el podía criticar un libro que el nunca había leido. Este consejo, le humilló.
       Después, Moncho tuvo un sueño donde apareció Gary Metzger, un anciano que no conoció, sino solamente lo había visto pasar en su carro en frente de su casa. El encontró que Gary estaba dando cultos en la casa de otro anciano cercano, Elias Argueta. Moncho se fue a visitar esta casa durante semana santa, 1995. Allí se encontró con Elias y Sacerdote Carlos Sperry. Ellos comenzaron unos discusiones, y luego, Moncho tuvo otro sueño con Gary Metzger, todavía sin conocerlo. En el segundo sueño, Moncho y Gary estaban predicando juntos a su familia en una aldea en las montañas. Después de este sueño, Moncho lo compartió con Elias, y Elias a Gary. Ellos decidieron que Dios lo estaba llamando y se fueron a visitar a Moncho. Estudios comenzaban y Moncho fue testigo de una sanidad por la imposición de las manos para una muchachita de dos años, moriendose. Luego, el se bautizó en septiembre, y fue ordenado anciano.
        Marino en este tiempo también salió de la Iglesia Reorganizada para estar en la Restauración. Su esposa, Martha soñó que el sacerdote Carlos Sperry la visitaba y le dijo que era muy importante estudiar el Libro de Mormón porque las Biblias serían quitadas y estaremos enseñando el evangelio usando el Libro de Mormón.  Este sueño sucedió un poco después de que cuando Moncho visitó con Carlos y Elias en El Ocote. Martha nunca había hablado con Carlos antes de soñar con él. Después de que Martha contó su sueño a su esposo Marino, el salió de la Iglesia Reorganizada, sabiendo que ellos estaban negando el Libro de Mormón como escritura. Ahora, el es pastoreando en El Carreto.
        Luego, Moncho, como un anciano, fue con Gary a visitar a Leonor en Santa Cruz,. El escuchó su testimonio del Libro de Mormón y lo edificó mucho. En la primavera de 1996, Moncho tuvo su primer testimonio del Libro de Mormón. El soñó que estaba en un árbol y escuchó muchos toros locos, endemoniados, haciendo mucho ruido. Lo asustó y el buscaba ayuda. El vio el Libro de Mormón a su lado. El lo agarró y lo abrazó, apretándolo a su pecho. El se sintió el poder y paz del Espíritu Santo salir del libro y entrar en su corazón y se calmó. En el mismo sueño el dijo, "Gracias Dios. Ahora entiendo que es tu Espíritu que obra en este libro."

Gustavo (Fito), Siguatepeque, Honduras
       El asistió un culto por la primera vez en Marzo, 1992 y esta misma noche el soñó que el anciano Gary Metzger, estaba predicando entre las nuves con las escrituras en sus manos, y Fito estaba al otro lado de un abismo y sabía que no podía pasar hasta donde estaba Gary. A los 5 días, el soñó que estaba predicando con Gary. En noviembre, el soñó que estaba leyendo el libro de Hechos en la Biblia y leía "No hay otro nombre bajo los cielos..." y el se despertó y sabía que era tiempo ser bautizado, y lo hizo.
       Fito soñó en mayo, 1995 que estaba sentado sobre una peña sobre un rio, mirando muchos peces. El escuchó una voz que le dijo, "solamente son once." Este mismo fin de semana hubo una reunión del ministerio y un humilde diácono que nunca participa se puso de pie y dijo, "solamente somos once." El Espíritu cayó sobre de Gary y le confirmó que Fito tenía que ser añadido a este numero, a pescar los peces. Fue ordenado un sacerdote en 1995.

Aurelia, Siguatepeque, Comayagua
       Siendo la madre de Maria del Carmen, ella no asistía los cultos con el norteamericano Gary Metzger porque no lo pudo entender por su pobre español. Anteriormente, ella había asistido clases de preparación para el bautismo en 3 diferentes iglesias. Cada vez que ella formó cola para ser bautizada en frente del rio con los demás, ella sintió al fin, que Dios no lo quiso, y ella salió de la linea. Entonces, cuando Maria entró en estas clases con  Gary, Aurelia declinó tomarlas, sino que esperara hasta que Dios la dijera. Durante este lapso de tiempo, ella soñó que ella se fue a bañar en un poso, y el agua fue claro como cristal. De allí, se encontró si misma en un hospital con su hija, Concha. Al estar allí en cama, ella vio un ángel entrar por el muro de vidrio, y le dijo que su hija sería sanada también. Ella entendió que era tiempo ser bautizada, porque Dios la dijo, como ella pidió. Ella se bautizó en la Restauración con Maria, su hija, el mismo día.

Virgilio, Los Zorrillos, Choluteca
       El fue un miembro muy entregado a Cristo en la Iglesia Adventista. El había ayudado fundar 3 misiones de esta iglesia. Después de escuchar del evangelio de la Restauración, el dudó por 3 años. Pero al fin soñó que Gary Metzger estaba bautizándolo en el Lago Yajoa, y Cristo estaba al otro lado llamándolo. El aceptó este llamado, y al pedir el bautismo, Gary pidió que su hijo, Arturo, lo bautizara en el Lago la próxima semana.

Yulissa, Siguatepeque, Comayagua
      
Cuando ella tuvo 9 años, ella soñó que mucha gente llegó a su escuela a votar para cual que sería la iglesia verdadera. Personas votaron por la Iglesia Católica y otras, pero nadie votaba para la Restauración. Después, la gente se fueron a las otras iglesias y regresaron diciendo que no tenían la verdad. Al fin se fueron con Gary Metzger a la Restauración, y allí se encontraron la verdad, y Cristo bajó del cielo y los llevaba con El! 

       Después, los de una iglesia cercana a su casa la invitaron para clases dominicales y les dijo, "No me voy a ir porque Dios me dijo que donde asisto yo es la iglesia verdadera."

DE  BELICE, CENTRAL AMÉRICA
Arturo, de Choluteca, Honduras, en Belice.

        El fue un Mormón que no estaba de acuerdo con varias doctrinas en la Iglesia Mormona, pero no conocía la Iglesia Reorganizada. En julio 1990, un sacerdote, Esteban Sickles, fue dirigido por Dios a ir a la Iglesia Mormona en Corozal, Belice. Por el poder de Dios, Arturo aprendió el inglés para poder entender Esteban y fue bautizado. Tres veces en 1990, el tenía un mismo sueño.
        En el sueño, el estaba a la orilla de un rio con agua cristalina. Estaban en el agua Jesús, su abuela, y niños. En los primeros dos sueños, no se dio cuenta de quienes eran, siendo que tenia ropa blanca. En el tercer sueño se identificaron a el, y hubo un libro grande y negro que descendió del cielo, con letras en oro que dijo Los Misterios de los Tesoros. Su abuela le dijo que no era un libro, sino que tres. Se abrió el libro y Arturo vio La Versión Inspirada de la Biblia, El Libro de Mormón, y Doctrina y Pactos.  Su abuela en el sueño le pidió a el a llevar el evangelio a su familia en Choluteca, Honduras, ahora teniendo la autoridad del sacerdocio. Antes del sueño, en julio, Arturo hubo sido ordenado un anciano en la Iglesia, la Restauración. En 1997, hubo 61 miembros bautizados en Choluteca.
       Arturo nunca había visto a su abuela en la carne, ella habiendo muerto en 1962 y el nació en 1965. El se fue en septiembre, 1990 con Esteban y otros a Choluteca donde Dios sanó a su madre, grave con una enfermedad en la garganta. Allí, su madre tuvo una visión con Jesucristo, en lo cual El la dijo que El la había sanado, y ella fue bautizada.

 
LA IGLESIA DE JESUCRISTORAMAS DE LA RESTAURACIÓN

Contacta:     Gary Metzger (816)-833-5140

e-mail:  gmension@msn.com

TESTIMONIOS DE LA RESTAURACIÓN